La autoconfianza: factor imprescindible para el corredor de maratones

motivación en el maratón

La autoconfianza es un aspecto de la psicología que debe añadirse al entrenamiento y que es imprescindible para que el corredor de larga distancia alcance sus metas.

Cada vez más, está demostrada la importancia de la unión entre la práctica deportiva y la psicología.

Un buen estado psicológico en la competición aumenta la precisión de nuestros movimientos, regula nuestra respiración y hace más eficaces nuestros reflejos. Al mismo tiempo, la práctica del ejercicio físico se ha vuelto imprescindible para ayudar a resolver problemas como la ansiedad o estados depresivos.

Hoy hablaremos de la autoconfianza, una parte de nuestra psicología que tiene una connotación diferente en el ámbito deportivo.



La autoconfianza al corredor de maratones

Si te has planteado correr una maratón, debes saber que tan importante es la preparación física como la psicológica, sin esta última sería difícil, incluso, que acabaras la carrera. Factores como la motivación, autodisciplina y un efectivo control del tiempo para sacar más partido al entrenamiento, se vuelven imprescindibles para alcanzar tus metas.

En el entrenamiento, además, se debe diferenciar entre aquellas metas que se consiguen en el proceso y aquellas que persiguen el resultado: las primeras se basan en las actividades que hay que desarrollar para dominar la actividad, como puede ser mejorar la alimentación o estar informado para que sea más efectivo el entrenamiento; las de resultado son aquellas metas que queremos lograr en la carrera, como sería el tiempo en el que queremos correrla, en qué posición queremos terminarla o lograr una marca personal.

Es en este último grupo de metas es en donde tenemos que hacer una parada en la autoconfianza. Este aspecto en el deporte no se refiere al que utilizamos nosotros en nuestra vida cotidiana pensando en positivo con frases como “vas a pasar el examen” o “si no has conseguido ese trabajo hay otro mejor esperándote”. La autoconfianza se refiere a la creencia realista de que vas a conseguir la meta que te has propuesto.

La autoconfianza pues, se basa en nuestras capacidades reales y en nuestras posibilidades no imaginarias de poder alcanzar una meta, incluida, la victoria.

Pero no nos confundamos, esto no se refiere a tener una idea idealista de nosotros mismos o vivir en un mundo de fantasía en el que nos creamos los mejores, se basa en un conocimiento profundo de nuestras posibilidades de alcanzar una meta y de hasta dónde podemos llegar.

Los jugadores de póker hace tiempo que utilizan el término de la autoconfianza como ejercicio psicológico como parte de su estrategia para mejorar su juego. De hecho, tanto el campeonato de póker como correr la maratón son dos prácticas de fondo que se realizan en solitario y en donde la psicología, tanto de uno como de otro, se vuelve parte imprescindible para el éxito.

Leo Margets, jugadora de póker y, además, corredora, va más allá y hace una comparativa de las semejanzas de las dos prácticas en el artículo “Running Well”, en el que concluye afirmando que batir sus marcas personales es lo que le hace seguir mejorando. Esto es algo que la autoconfianza nos debe ayudar a aprender: lo importante es ir batiendo poco a poco las metas que nos propongamos.

Por su lado, la autoconfianza en el fútbol está directamente relacionada con un mayor rendimiento, además de ayudar a los jugadores a estar más motivados, tener mayor resistencia física o controlar la presión. Sin embargo, un exceso de confianza les puede llevar a acomodarse y a bajar el esfuerzo en los entrenamientos, por lo que llevaría a una disminución de sus capacidades y, en consecuencia, de su autoconfianza.

Esto se debe a que la relación entre la autoconfianza en el deporte y el rendimiento tiene forma de U invertida. Esta forma significa que ambas crecen de igual forma en un principio, pero llega un punto, cuando la confianza ha crecido notablemente, en el que el rendimiento empieza a descender porque el deportista tiene un exceso de confianza en sí mismo.

Por eso, hay que tener claro que la autoconfianza en el deporte tiene una connotación de conocimiento de uno mismo, de nuestras capacidades reales, para poco a poco mejorar e ir alcanzando nuestras metas y superarlas. Y esto es imprescindible para un corredor solitario de larga distancia como es la maratón.

Mejorar la autoconfianza

Lo que es importante pues, es encontrar estrategias para desarrollar nuestra autoconfianza que no es otra que el conocimiento profundo de nuestras posibilidades de éxito. Algunas de ellas son:

  • La visualización de la competición en el entrenamiento.
  • Establecer metas realistas que sean consecuentes con el rendimiento en los entrenamientos.
  • Actitud positiva que nos permita mejorar, ya que la consecución de resultados aumentará nuestra autoconfianza.

Aprender a controlar los pensamientos, porque aquellos negativos nos impedirán dar todo lo que podamos en cada entrenamiento.


[social-bio]

Consejos Fitness

Hola, me llamo Álvaro. Soy licenciado en Ciencias de la Actividad física y del deporte por la Universidad Europea de Madrid, y especialista internacional en nutrición deportiva.

También soy el culpable de que exista este blog.

Actualmente trabajo como entrenador personal a domicilio así como en varios gimnasios de la zona de Madrid. Trabajo con todo tipo de perfiles. Mis 10 años de experiencia me permiten trabajar en rehabilitación de lesiones, pérdida de peso, aumento de masa muscular, o entrenamiento específico de cualquier deporte. Soy entrenador del método hipopresivo y de pilates.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *