7 maneras de adelgazar siendo vago

maneras de adelgazar

Las dietas son duras. Y lamentablemente, si tu día no ha sido marcado con sangre, sudor y lágrimas, hay algo que no estás haciendo bien. O eso nos hace ver la industria de la dieta y el fitness.

Pues bien, vamos a ver maneras de adelgazar con estos trucos que ayudarán hasta al más vago de los vagos sin levantar un dedo.

1. El ritual

Tener un ritual antes de comer es una manera de preparar a tu cerebro para hacer la comida más placentera e incluso comer menos. Según el Trends in Endocrinology and Metabolism Journal, el place activa la sensación de relajación, activando al sistema nervioso parasimpático, y activando también la digestión.

En otras palabras, vas a digerir el postre más rápido, si disfrutas comiéndotelo. En un estudio, los participantes que fueron asignados a comer una chocolatina con un ritual específico a la hora de abrir y sacar la barrita del envoltorio, disfrutaron más del dulce.

2. ¿Hambre o sed?

Un estudio publicado en Physiology & Behavior concluye que la gente suele responder de manera inapropiada a la sensación de sed durante el 60% de las veces. Aunque no estés deseando tomar una bebida refrescante, tomar antes de las comidas un vaso de agua te podrá hacer ahrrarte muchísimas calorías extra. Un estudio publicado en Obesity descubrió que la gente que bebió 2 tazas de agua antes de comer, consumieron de 75 a 90 calorías menos durante la comida.

3. Fuera de la vista, fuera de la boca

Recolocar la despensa también puede ahorrarte un buen puñado de calorías. Se ha demostrado que colocar los chocolates y los dulces en recipientes opacos y darle las primeras filas a los alimentos más saludables hará que inconscientemente dejes de desear con ansiedad picotear algo que no debas.

En la misma línea va el estudio publicado en el Journal of Marketing, que decía que la gente es más propensa a comer y picar de aquellos paquetes que son transparentes.

4. El toque final a tus platos

Acabar un plato con un toque de pimienta y unas pocas hierbas aromáticas no es simplemente para convertir un plato convencional en uno de alta cocina. Estudios recientes dicen que la piperina (un compuesto que se encuentra en la pimienta negra), es antiinflamatoria e interviene en la formación de las células grasas.

Por otro lado, las hierbas engañan al cerebro haciéndole pensar que estamos comiendo algo muy sabroso (misma sensación que cuando comemos dulces).

5. Recuerda…

Un estudio reciente publicado en Health Promotion Practice descubrió que aquellas personas que cada día recibían un recordatorio sobre las calorías que debían ingerir ese día y otros mensajes de motivación hacían mejores elecciones a la hora de picar. Además de ser una manera de adelgazarpodrás afianzar tus amistades 😉
Convence a un amigo o amiga para que cada día te recuerde tus objetivos (vale, esto es más difícil). Entonces ponte varias alarmas en el móvil para que cuando tengas que apagarlas te aparezca un mensaje motivador.

6. Llévate al súper tu mejor música

Llevar tu música cuando vas a hacer la compra puede hacer que te alejes de los alimentos menos deseables. Según un estudio llevado a cabo por Ronald Milliman en Journal of Marketing, los supermercados ponen música lenta aposta para que vayamos más despacio y podamos ver más productos. Pasamos en el súper hasta un 38% más de tiempo. Lo que se traduce en un 29% más de comida en tu carro.

7. Hara hachi bu

Hara hachi bu es una expresión japonesa que quiere decir: “Come hasta que estés un 80% lleno”. Y si pones esto en práctica, estarás comiendo unas 300 calorías menos en cada comida.  Tu cuerpo puede tardar hasta 30 minutos en hacer sentir saciado. 

Por esa razón se recomienda usar palillos chinos (de ahí que la expresión sea japonesa) para comer más despacio y dar tiempo a tu cuerpo a asimilar el alimento. Además en un estudio del American Journal of Preventive Medicine, se vio que aquellos que gozaban de un peso saludable eran 3 veces más propensos a comer con palillos que los que eran obesos.

Consejos Fitness

Hola, me llamo Álvaro. Soy licenciado en Ciencias de la Actividad física y del deporte por la Universidad Europea de Madrid, y especialista internacional en nutrición deportiva. También soy el culpable de que exista este blog. Actualmente trabajo como entrenador personal a domicilio así como en varios gimnasios de la zona de Madrid. Trabajo con todo tipo de perfiles. Mis 10 años de experiencia me permiten trabajar en rehabilitación de lesiones, pérdida de peso, aumento de masa muscular, o entrenamiento específico de cualquier deporte. Soy entrenador del método hipopresivo y de pilates.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 1 septiembre, 2016

    […] 7 maneras de adelgazar siendo vago […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *