Así es como debes comer y entrenar para quemar más grasa

quemar grasa

Cuando nos apuntamos al gimnasio, lo más seguro es que lo hagamos con la intención de vernos en forma, es decir, conseguir más músculo y quemar más grasa.

Pues bien, para lograr esto hay muchos aspectos a tener en cuenta, tanto referentes a nuestro metabolismo, como la bioquímica de nuestro organismo, las hormonas, etc. De modo que voy a intentar explicar cuál es la clave para quemar más grasa mientras conseguimos tonificar nuestra musculatura.

Antes de hablar de la comida (que ya sabrás que es uno de los pilares básicos), quiero hablar del ejercicio, es decir, de construir músculo.

Básicamente, el proceso de quemar la grasa se lleva a cabo en la mitocondria (una cosita que hay dentro de la célula) de los músculos. Lo bueno es que cuando nos movemos, este proceso se activa, además de regular las hormonas encargadas del mismo fin.

El protagonista que más grasa quema siempre ha sido el trabajo cardiovascular, aunque si os digo la verdad, para mí es más importante centrarse en el trabajo de fuera. Es muy fácil, si la grasa se quema en la mitocondria, que está en el músculo, cuanto más músculo, más mitocondrias y… bueno, poco más hay que decir.

Por eso lo ideal es hacer ejercicios donde se trabajen varios músculos al mismo tiempo, para aumentar así el metabolismo y quememos más grasa durante el reposo.

Para ello puedes elegir el peso muerto, saltos al cajón, trhusters, press de banca, sentadillas, etc.

Y por supuesto, no debes olivarte del famoso, y matador, HIIT, que hace que nuestro cuerpo no pueda crear suficiente oxígeno durante la sesión, provocando una deuda de oxígeno en los músculos que tiene que subsanarse y compensarse después del entrenamiento. Y es ahí donde empiezas a quemar grasa sin darte cuenta.

Y ahora sí. Ahora toca hablar de la alimentación. Si ya ha quedado claro que para quemar grasa hay que trabajar varios músculos a la vez, es momento de ver lo que tienes que hacer cuando comes.

Lo más importante es que no pases hambre, ya que el cortisol (la hormona del estrés) sale a la palestra y provoca una mayor acumulación de grasa en el cuerpo. Por eso es importante comer con cabeza y no dejar de comer.

Para eso debemos comer menos pero más frecuentemente. Así, la insulina (que se encarga de controlar el almacenamiento de la grasa), se mantiene estable.

En resumen, cuando comemos, la glucosa de la sangre se eleva, y lo mismo pasa con la insulina. Cuantas más calorías comamos, más grande es ese pico, y cuando eso pasa nuestro cuerpo decide guardar los nutrientes en las células grasas en lugar de hacerlo en el músculo.

Y vamos con un truquito. Si tomas comida picante, la capsaicina (que es lo que pica) aumenta tu metabolismo horas después de haber terminado de comer.

También deberías tomar proteínas, que sacian más y construyen el tejido muscular haciéndolo más fuerte y tonificado.

Con estos consejos, espero que haya quedado claro que para quemar grasa y tonificar, lo más importante es entrenar y comer correctamente.

¡Suscríbete!

Suscríbete para recibir todas las novedades antes que nadie

Consejos Fitness

Hola, me llamo Álvaro. Soy licenciado en Ciencias de la Actividad física y del deporte por la Universidad Europea de Madrid, y especialista internacional en nutrición deportiva. También soy el culpable de que exista este blog. Actualmente trabajo como entrenador personal a domicilio así como en varios gimnasios de la zona de Madrid. Trabajo con todo tipo de perfiles. Mis 10 años de experiencia me permiten trabajar en rehabilitación de lesiones, pérdida de peso, aumento de masa muscular, o entrenamiento específico de cualquier deporte. Soy entrenador del método hipopresivo y de pilates.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *