Trucos mañaneros para perder peso

Lo mejor de las mañanas es que tienen muchísimo potencial. Da igual si el día anterior saliste a correr o si caíste en la tentación de la tarta de cumpleaños de tu compañero de trabajo. Es una buena oportunidad para acercarte más a tus objetivos. Para mantenerte en el buen camino hacia tus metas (ya sea seguir en forma, adelgazar, etc) puedes empezar con estos consejos desde por la mañana.

1. Toma algo de sol.

Los rayos de sol pueden hacerte perder algo de peso según un estudio publicado en PLOS ONE donde 54 participantes llevaron una pulsera que monitorizaba la exposición solar a la que estaban sometidos durante 7 días. Durante ese periodo, los participantes llevaban un diario de comidas para medir su ingesta de calorías. Aquellos que habían pasado más tiempo en contacto con el astro rey tuvieron un menor IMC (Índice de Masa Corporal) que aquellos que pasaban más tiempo en la oscuridad. ¿Y por qué? Porque la luz ayuda a mantener nuestro reloj interno, lo que es bueno para mantener un buen horario de sueño (importantísimo para perder peso).

Además el sol de por la mañana es muy rico en luz azul, que es la que tiene el efecto más fuerte sobre nuestros ritmos circadianos (aunque claro, eso puede ser placebo, mentira, o simplemente ser así).



2. Duerme.

Esto viene de la mano del punto anterior. Cuando más y mejor duermas, menos comerás y menos ataques de hambre tendrás durante el día. Investigadores de la Universidad de Chicago y de la de Wisconsin hicieron el seguimiento de 10 adultos con sobrepeso que tenían riesgo de obesidad y que decían dormir menos de 6 horas y media cada noche. Durante la primera semana se mantenían fieles a sus horarios de sueño normales, durante la segunda y la tercera añadían 1.6 horas (y resultó en un 14% menos de apetito y un 62% menos de ataques de hambre de dulce).

3. Sé consciente.

La consciencia en una gran estrategia cuando llega la hora de perder peso. Todo reside en mantenerse enfocado y concentrado en cuerpo y mente. Incluso puede estabilizar tus emociones llegando a controlar el estrés (que muchas veces es el responsable de esos ataques de hambre sin hambre).

Los investigadores de la Universidad de Utah tuvieron a 38 personas de entre 20 y 45 años sacadas de unas encuestas donde se hallaba lo conscientes que eran de manera natural. Durante dos días, los participantes valoraban sus emociones además de monitorizar su excitación tanto física y psíquica,

Aquellos que eran naturalmente más conscientes tuvieron menos oscilaciones y variaciones en sus estados de ánimo.

Así que en lugar de intentar tomar consciencia delante de tu primera comida, prueba a hacerlo en cuanto te levantes. Dedica unos minutos a sentarte en silencio en una silla mientras tomas consciencia de tu respiración.

4. Aparca el coche.

Ir en coche al trabajo es fácil, pero luego no lo es tanto perder perímetro de la cintura… Un estudio publicado en la revista BMJ demostró que la gente que va a trabajar andando, en bici o incluso en transporte público tienen un menor IMC. El equipo de investigadores de la Universidad de Londres recogió los IMC y porcentajes de grasa de más de 7.000 personas. Los participantes después completaron un cuestionario sobre cómo solían ir a trabajar. Las mujeres que usaban un medio que no era el coche tenían un IMC 0.7 puntos más bajo que los demás (lo que viene siendo unos 2 kilos y medio menos).

5. Más proteínas.

Los investigadores de Biofortis Clinical Research y el departamento de fisiología del ejercicio de la Universidad de Missouri  dieron a 35 mujeres de 18 a 55 años tres tipos de desayuno diferentes. Uno era un simple vaso de agua mientras que otros rondaban las 300 calorías (y tenían la misma grasa y fibra). Uno de ellos tenía 3 gramos de proteína mientras que el otro constaba de unos 35 gramos (más incluso que la cantidad diaria recomendada). Pues bien, los que tomaron más proteínas se sintieron menos hambrientos y comieron 175 menos calorías a la hora de comer.

La proteína tarda más en digerirse y fuerza a tu cuerpo a segregar la hormona Peptida YY, que hace que nos sintamos más llenos y saciados.


[social-bio]

Consejos Fitness

Hola, me llamo Álvaro. Soy licenciado en Ciencias de la Actividad física y del deporte por la Universidad Europea de Madrid, y especialista internacional en nutrición deportiva. También soy el culpable de que exista este blog. Actualmente trabajo como entrenador personal a domicilio así como en varios gimnasios de la zona de Madrid. Trabajo con todo tipo de perfiles. Mis 10 años de experiencia me permiten trabajar en rehabilitación de lesiones, pérdida de peso, aumento de masa muscular, o entrenamiento específico de cualquier deporte. Soy entrenador del método hipopresivo y de pilates.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *