¿Tienes hipotensión? Sigue estos consejos de nutrición y ejercicio

causas_de_la_hipotension

Una de las enfermedades más comunes del siglo XXI es la hipertensión. Pero últimamente es cada vez más común padecer de hipotensión (justo lo opuesto, tensión arterial baja).

Cada vez que el corazón late da lugar a un bombeo de sangre que pasa a las arterias, ejerciendo una determinada fuerza sobre sus paredes (presión sistólica). Y entre latido y latido esa presión disminuye (presión diastólica).

La tensión arterial se puede clasificar en 3 tipos:

Baja: 90/ 60

Normal: 120/ 80

Altos: 140/ 90

Cuando los niveles son más bajos de estas cifras, quiere decir que existe hipotensión.

La hipotensión se caracteriza por la disminución del flujo sanguíneo en determinados órganos (corazón y cerebro principalmente), provocando en ocasiones vértigos, debilidad, mareos y en casos extremos shock (piel fría, pulso débil pero acelerado, respiración irregular, sequedad de boca, dilatación de las pupilas y reducción del flujo de orina).

Tipos de hipotensión:

– Ortostática: Se da cuando tu cuerpo se ve incapaz de regular la tensión de forma rápida. Por ejemplo cuando pasas de estar tumbado a posición de pie bruscamente.

– Mediada neuralmente: Se produce cuando pasas demasiado tiempo de pie, y provoca mareos, pérdida de visión, desmayos y malestar estomacal. Es muy típica en niños y jóvenes.

– Severa: aparece como consecuencia de una pérdida excesiva de sangre que priva al cerebro de oxígeno.

Causas

– Deshidratación

– Exceso de calor

– Práctica de ejercicio intenso en áreas mal ventiladas

– Diabetes

– Insuficiencia cardíaca

– Medicamentos ansiolíticos

– Empleo de diuréticos especialmente en meses calurosos

– Antidepresivos

– Medicamentos para el corazón

– Hipoglucemia

– Exceso de alcohol

Nutrición

– Incrementar consumo de sal en la dieta

– Hidratación abundante

– El ginseng eleva la tensión de forma moderada a la vez que mejora la circulación, proporciona energía progresiva (tipos koreano y americano) y reduce la fatiga física y mental (tipo siberiano).

– La pimienta roja (cayena) o jengibre eleva la temperatura corporal y la presión arterial.

– El espino blanco, además de tonificar el corazón, regula la tensión equilibrando tanto los niveles altos como los bajos.

– El romero eleva la presión arterial progresivamente sin alteración del sistema nervioso.

Actividad física

Al comenzar la actividad la sangre se distribuye sobre todo hacia los músculos activos mientras que a su vez se produce la vasoconstricción del resto de tejidos, por esta razón se favorece el flujo sanguíneo y la llegada de nutrientes y oxígeno a los músculos que están en movimiento.

Para compensar la menor disponibilidad de sangre, el organismo responde aumentando la frecuencia cardiaca, el volumen de sangre bombeado por el corazón y la resistencia ofrecida por los vasos al flujo de sangre. Como consecuencia, aumenta inicialmente la presión arterial sistólica (más comúnmente denominada “alta”).

La resistencia será menor si se trata de ejercicios aeróbicos y mayor si se trata de ejercicios de fuerza o isométricos.

Durante el ejercicio se incrementa el retorno venoso como consecuencia de la constricción de las venas y por la acción de la contracción de los músculos facilitando el regreso de la sangre al corazón.

Por otro lado la presión arterial diastólica (“baja”) suele mantenerse estable salvo que el volumen de sangre requerido por los músculos sea excesivo y el retorno venoso sea insuficiente.

Cuando el esfuerzo deportivo ha finalizado se produce la llamada hipotensión post-ejercicio a causa de la disminución de la actividad cardiaca, aumento de la vasodilatación de los tejidos y la disminución del retorno venoso quedando menos sangre disponible para el cerebro.

Es importante dejar la actividad progresivamente ya que si se finaliza un ejercicio de gran intensidad de manera repentina pueden aparecer mareos o incluso sufrir un síncope o shock.

¡Suscríbete!

Suscríbete para recibir todas las novedades antes que nadie

Consejos Fitness

Hola, me llamo Álvaro. Soy licenciado en Ciencias de la Actividad física y del deporte por la Universidad Europea de Madrid, y especialista internacional en nutrición deportiva. También soy el culpable de que exista este blog. Actualmente trabajo como entrenador personal a domicilio así como en varios gimnasios de la zona de Madrid. Trabajo con todo tipo de perfiles. Mis 10 años de experiencia me permiten trabajar en rehabilitación de lesiones, pérdida de peso, aumento de masa muscular, o entrenamiento específico de cualquier deporte. Soy entrenador del método hipopresivo y de pilates.

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Daniela García Cortés dice:

    Hola Álvaro, te escribo desde Chile. Mi presión en reposo es de 90/60 y en actividad diaria cercana a los 100/70, mi pulso oscila entre los 60-70 en reposo absoluto y/o actividad diaria y mi saturación de oxígeno siempre rodea los 99% incluso después de hacer ejercicio. Soy estudiante de técnico en enfermería y la semana pasada comencé a asistir a clases de Entrenamiento Funcional en mi casa de estudios. En la primera sesión tuve un “golpe de calor” al finalizar las actividades y durante la tarde tuve una jaqueca muy grande y en la sesión de esta semana, que fue al aire libre, me descompensé. En general padezco de muchas descompensaciones (un pito en el oído, luego se me nubla la vista, me pongo fría y sudorosa y en última instancia, me desmayo), pero siento que estas pueden deberse a algo que esté haciendo mal del trabajo físico. Si bien me hidrato bastante antes, durante y después del ejercicio y procuro comer frutas antes y después, siento que hay algo más que podría hacer. Si bien tengo sobrepeso y soy bastante sedentaria nunca me había pasado esto con otras actividades físicas (yoga, pilates, ciclismo, natación) por lo cuál se agradecería cualquier aporte que pudieses entregar. Un abrazo

    • Consejos Fitness dice:

      Hola Daniela, según lo que me cuentas, la impresión que me da es que el problema es del entrenamiento. A simple vista llevas buena alimentación (aunque no me cuentas qué aporte de hidratos llevas a lo largo del día), y me dices que no te ha pasado en otros entrenamientos. Puedes probar evitar cambios muy bruscos de tumabada a de pie, o que se te suba el pulso demasiado rápido. Haz un buen calentamiento antes de casa sesión. Si cuando entrenas, tienes dolores de cabeza, tal vez sea porque tu cerebro no recibe la glucosa necesaria. Aún así, y sobre todo para tu caso, le preguntaría a un médico para que te hiciera las pruebas pertinentes y poder descartar otro tipo de problemas.
      Espero haberte podido ayudar y mucho ánimo!

  2. Paola dice:

    Hola quisiera saber qué tipo de ejercicio puedo practicar si se me baja continuamente la presión, pues quisiera entrar a un gimnasio soy mujer y tengo 36 años gracias

    • Consejos Fitness dice:

      Hola Paola, el ejercicio moderado no tendría porqué perjudicarte. Aún así, lo que tendrías que hacer es acudir a un médico para que te haga las pruebas pertinentes (para ver el motivo de esas bajadas de tensión) y te recomiende la intensidad óptima para ti.
      Espero haberte ayudado.
      Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *