¿Por qué cuando comes algo dulce, al rato tienes hambre?

comer dulces engorda

A ver si te suena esta situación

Tienes hambre un día cualquiera por la tarde. Te acercas a la cocina a coger algo para picar pero tu cerebro pide algo dulce. Un pastelito, un bollo, un donuts…

Coges algo dulce y te lo comes, pero al rato, de nuevo vuelves a tener hambre y vuelves a coger otro bocado dulce.

Esta operación la puedes repetir varias veces. Tienes sensación de hambre, comes algo muy dulce para tratar de solucionarlo pero no lo solucionas, ya que al rato vuelves a tener la necesidad de comer. Ojo, y dijo SENSACION DE HAMBRE y no digo HAMBRE, ya que el hambre se quita comiendo, pero en estos casos, parece que cuanto más comes, más hambre tienes.

El motivo de que vuelvas a tener sensación de  hambre en poco tiempo es la insulina. Cuando comes dulce, el cuerpo dispara la insulina y esta neutraliza los azúcares en la sangre, por lo que el nivel de glucosa baja. Por este motivo el cerebro vuelve a pedirte que tomes algo dulce, ya que nota déficit de azúcar (el azúcar es el combustible con el que funciona el cerebro y es la unidad básica de energía de nuestro cuerpo)

Para evitar esto, que la insulina baje, trata de comer de 5 a 6 veces al día pequeñas comidas. La clave es comer poquito pero muchas veces:

-Un potente desayuno recién levantado, como mucho una hora después de despertarte. Mejor si lleva algo de proteína.

-A media mañana un tentempié con un par de frutas o incluso un pequeño sándwich.

-A medio día lo que haya de comer en casa, sin pasarte con la cantidad.

-A media tarde una merienda con fruta, yogurth con cereales o un sándwich con algo de proteína.

-Y por la noche una cena ligera.

De esta forma no bajará tu nivel de azúcar en sangre a lo largo del día y el cerebro no te pedirá un bocado dulce que después la insulina neutralizará, para después otra vez el cerebro pedir dulce… y entrar en un bucle de ansiedad por alimentos dulces.

Rompe esta dinámica que solamente te llevará a coger kilos y sé ordenad@ en tu día a día.

Así y todo si tienes hambre por la tarde, recuerda la sugerencia anteriormente dada; un sándwich con proteínas. Por ejemplo de jamón cocido con quesocaballa, atún… o un yogurth con cereales integrales. Esto siempre será mucho más saciante y mejor para tu dieta y salud que un pastelillo o un par de donuts. Además, te calmará más la sensación de hambre que los bocados dulces.

Fuente: Pedro García

http://deporteysaludfisica.com/

¡Suscríbete!

Suscríbete para recibir todas las novedades antes que nadie

Consejos Fitness

Hola, me llamo Álvaro. Soy licenciado en Ciencias de la Actividad física y del deporte por la Universidad Europea de Madrid, y especialista internacional en nutrición deportiva. También soy el culpable de que exista este blog. Actualmente trabajo como entrenador personal a domicilio así como en varios gimnasios de la zona de Madrid. Trabajo con todo tipo de perfiles. Mis 10 años de experiencia me permiten trabajar en rehabilitación de lesiones, pérdida de peso, aumento de masa muscular, o entrenamiento específico de cualquier deporte. Soy entrenador del método hipopresivo y de pilates.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *