¿Por qué correr no hace que pierdas peso?

Hace meses que has empezado a correr y cada vez que te subes a la báscula, la aguja sigue en el mismo sitio de siempre.

Vamos a ver las razones por las cuales tu entrenamiento no está siendo todo lo eficaz que desearías.

Comida post-entrenamiento

Quemar un montón de calorías puede hacer que entre hambre al terminar, pero es muy importante que rellenes tus depósitos con cabeza. Ponerte hasta arriba de comida basura no sólo no te pasarás en tu reposición de nutrientes sino que encima tendrás más hambre pasado unas pocas horas.

Lo ideal es que tu picoteo pos-entrenamiento contenga proteínas e hidratos de carbono, y que no pase de 150 calorías.

Si entrenas antes de la hora de la comida tómate una buena porción pero ten cuidad y no te pases pensando que luego eso lo vas a quemar. Si aún así sigues teniendo mucho hambre después de entrenar entonces el problema quizá está en que no comienzas tu sesión con los depósitos de energía al 100%.



No corres lo suficiente

Si estás corriendo pero no ves resultados, mira a tu calendario. Entrenar 45 minutos por semana no te hará quemar las calorías suficientes como perder esos kilos sobrantes.

Para peder medio kilo semanal necesitas recortar 500 calorías diarias a través del ejercicio y la alimentación. Si tu objetivo es perder peso debes correr 3 ò 4 veces por semana y combinarlo con un entrenamiento quema-calorías del tipo tábata o HIIT el resto de los días.

Estás quemando menos de lo que crees

Acabas de llegar de correr, tienes la camiseta empapada en sudor y estás convencido/a de que has quemado unas 500 calorías. Pero en ¿será verdad? Una mujer de unos 65 kilos quemará casi 500 calorías corriendo 45 minutos a 6 minutos el kilómetro. Si tú no has corrido ese tiempo a esa velocidad, entonces seguramente no habrás quemado 500 calorías. Como siempre, te recomiendo que uses un pulsómetro o smartwatch para registrar las calorías reales consumidas durante tu entrenamiento.

Diferente día pero mismo entrenamiento

Si has encontrado una ruta perfecta de 5 kilómetros que rodea tu vecindario y te has puesto a seguirla día tras día, tu cuerpo se va a acostumbrar a ese esfuerzo y no va a mejorar ni evolucionar. Evita esto combinando tus sesiones de rodaje con algunas series, intervalos, fartlek, cuestas, o incluso diferentes superficies.

Y, como siempre, no te ciñas sólo a correr. Es importante trabajar la fuerza en el gimnasio para tener un cuerpo equilibrado y en forma.

No todo es la báscula

Correr es uno de los mejores métodos para tonificar tu tren inferior ya que te hace quemar grasa mientras fortalece tu musculatura. El tejido muscular es más denso que el tejido graso y por ese motivo ocupa menos. Con esto quiero decir que aunque no hayas bajado de peso según tu báscula, tus medidas seguramente hayan cambiado. Por eso siempre digo a todas las personas que entreno, que el mejor indicador para ver si estamos bajando de peso es la ropa. Da igual lo que me diga la báscula si he conseguido bajar 2 tallas de cintura de pantalón, ¿verdad?

[social-bio]

Consejos Fitness

Hola, me llamo Álvaro. Soy licenciado en Ciencias de la Actividad física y del deporte por la Universidad Europea de Madrid, y especialista internacional en nutrición deportiva. También soy el culpable de que exista este blog. Actualmente trabajo como entrenador personal a domicilio así como en varios gimnasios de la zona de Madrid. Trabajo con todo tipo de perfiles. Mis 10 años de experiencia me permiten trabajar en rehabilitación de lesiones, pérdida de peso, aumento de masa muscular, o entrenamiento específico de cualquier deporte. Soy entrenador del método hipopresivo y de pilates.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Es tan importante realizar un entrenamiento adecuado como estar llevando a cabo una dieta saludable. Si nos vamos a plantear un objetivo concreto necesitamos planificar un entrenamiento acorde al mismo. También depende del tiempo en el que se quiera conseguir. A menos tiempo más intensidad. Como bien indicas en el post, es importante tener en cuenta el tipo de comida que se consume tanto antes como después del entrenamiento. No se puede llegar de hacer cardio e hincharte de comida basura o de grandes cantidades de comida. Hay que saber que comer y qué cantidad. Por experiencia, un entrenamiento óptimo y una dieta adecuada es fundamental para conseguir resultados. No hay que flojear en ninguna de las dos cosas. Ah, y mucho sacrificio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *