Evita la retención de líquidos

 

La retención de líquidos se produce cuando hay una imposibilidad de eliminar cualquiera de  los líquidos corporales superando los niveles del 75%.
Nuestro organismo, gracias a un  complejo sistema de hormonas, está constantemente ajustando el equilibrio de los niveles de líquidos para que se mantengan de forma constante. Por eso si se bebe más agua de la cuenta no sucede nada, ya que es eliminada por los riñones en forma de orina o a través de las glándulas sudoríparas.

El problema se produce cuando el cuerpo es incapaz de eliminar todo el líquido necesario para mantener este equilibrio (homeostasis), provocando, de este modo, una retención de los mismo.

 

SÍNTOMAS;

– calambres

– debilidad

– palpitaciones

– hinchazón

– malestar general.

Desde un punto de vista estético,:

– celulitis

– aumento de volumen

¿POR QUÉ SE PRODUCE?

– Una mala alimentación con exceso de sal y de alcohol.
– Una vida muy sedentaria.
– Cambios hormonales (embarazo, menopausia).
– Trastornos hepáticos, cardiacos o renales, que rompen la homeostasis (el equilibrio) y provocan la acumulación de  fluidos.
– Uso de ciertos medicamentos

¿CÓMO ME DESHAGO DEL EXCESO DE LÍQUIDOS?

– Haz ejercicio: Nadar, caminar, montar en bicicleta, subir y bajar escaleras…, cualquier ejercicio en el que haya que mover las piernas, facilita el trabajo a los riñones. Si tu mientras estás trabajando te ves obligada a estar sentada durante mucho tiempo, levántate al menos una vez a la hora y date paseo por la habitación.
– Métete en el agua: Una vez dentro del mar, de las piscina o incluso de la bañera,mueve las piernas para que los músculos bombeen los líquidos hacia la vejiga. La presión producida por el agua facilitará la expulsión de los líquidos a través de la orina.
– Descansa las piernas y pies: Si la retención de líquidos se acumula en las piernas y pies, túmbate y eleva los pies al menos una hora por las tardes. Además no debes usar ropa, zapatos o calcetines muy ajustados.
– Bebe mucha agua: Cuanto más agua tomes, más fácilmente podrás expulsar los líquidos sobrantes. La cantidad mínima recomendada es de un litro y medio a dos litros. No esperes a tener sed para beber, hazlo de forma continuada a lo largo del día. Puedes también ingerir zumos e infusiones.
– Las hiervas y vegetales diuréticos te ayudarán: Los más eficaces son las infusiones de perejil, enebro, hojas de olivo, cola de caballo, caldos de puerros, espárragos frescos y pepino. Todos ellos aumentan la producción de orina.
– Una dieta rica en proteínas: Evita la retención de agua, ya que tras su ingestión el hígado produce la albúmina, que es la sustancia necesaria para que los fluidos no se acumulen en los tejidos.
– El reposo es esencial: Ocho horas por la noches y a poder ser una hora después de comer, si tu ritmo de vida te lo permite.

 

¡Suscríbete!

Suscríbete para recibir todas las novedades antes que nadie

Consejos Fitness

Hola, me llamo Álvaro. Soy licenciado en Ciencias de la Actividad física y del deporte por la Universidad Europea de Madrid, y especialista internacional en nutrición deportiva.

También soy el culpable de que exista este blog.

Actualmente trabajo como entrenador personal a domicilio así como en varios gimnasios de la zona de Madrid. Trabajo con todo tipo de perfiles. Mis 10 años de experiencia me permiten trabajar en rehabilitación de lesiones, pérdida de peso, aumento de masa muscular, o entrenamiento específico de cualquier deporte. Soy entrenador del método hipopresivo y de pilates.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *