El alimento que la mayoría de las personas delgadas consume

adelgazarProbablemente tu madre de decía cuando eras pequeño/a que debías tomar un vaso de leche al día. Aunque seguramente lo decía por el calcio para tus huesos y no porque afectaba a tu cintura. Pues bien, hay buenas noticias si hacías caso a tu madre: Tomar al menos dos veces al día un vaso de leche reduce las posibilidades de ser obeso según un estudio realizado por las universidades de Harvard, Brown, y Case Wetern.

Cuando los investigadores analizaron la dieta de 7.173 personas, encontraron que los consumidores de leche tenían un índice de masa corporal más bajo (sobre todo aquellos que la consumían al menos dos veces al día, los cuales tenían hasta un 37% menos de posibilidades de ser obesos.

La leche, en particular, afecta más directamente al tamaño de la cintura: Los consumidores habituales de leche eran más propensos a la obesidad que los “no bebedores de leche”.

Pero, ¿qué pasa con el resto de los lácteos? Aunque el yogurt esté ligado a las dietas y a la pérdida de peso, esta asociación desaparece cuando los investigadores analizan la cantidad de calcio consumida (el queso no se incluyó en este apartado).

Lo que esto significa: El calcio puede ser uno de los componentes más críticos a la hora de mantenerse delgado. De hecho, la gente que consumió un mínimo de 214 miligramos de calcio diariamente redujeron en un 17% el riesgo de padecer de obesidad.

La explicación es fácil: Este mineral puede incrementar la cantidad de grasa eliminada concretamente de la cintura. Además también toma parte en acciones de algunas hormonas relacionadas con el peso.

De modo que deja los suplementos de calcio y únete al consumo de leche baja en grasa cuando tengas ganas de un picoteo a media mañana. Además su contenido en proteínas te hará sentir más lleno/a mientras que el calcio te hará más delgado/a

Ahora bien, después de escribir esto, pienso en todo lo que he leído en contra de la leche (que si somos los únicos mamíferos que seguimos consumiendo leche durante la edad adulta, las intolerancias a la lactosa, etc).

¿Tú qué opinas? Pienso que como todo, el consumo de leche puede tener sus pros y sus contras y dependerá de cada persona. Yo, por lo menos, sí soy consumidor de calcio y de momento no tengo ningún problema.

¡Suscríbete!

Suscríbete para recibir todas las novedades antes que nadie

Consejos Fitness

Hola, me llamo Álvaro. Soy licenciado en Ciencias de la Actividad física y del deporte por la Universidad Europea de Madrid, y especialista internacional en nutrición deportiva. También soy el culpable de que exista este blog. Actualmente trabajo como entrenador personal a domicilio así como en varios gimnasios de la zona de Madrid. Trabajo con todo tipo de perfiles. Mis 10 años de experiencia me permiten trabajar en rehabilitación de lesiones, pérdida de peso, aumento de masa muscular, o entrenamiento específico de cualquier deporte. Soy entrenador del método hipopresivo y de pilates.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *