Dormir mal también te hace engordar

no dormir engorda

Puede sonar demasiado bonito para ser verdad que a veces la cama es la mejor opción para reducir barriga. Pues estamos de enhorabuena porque es cierto.

Dormir correctamente (o más bien descansar) es un pilar esencial en tu programa para perder peso. Sobre todo cuando tienes que tener energía para hacer todos esos entrenamientos. Es decir, que dormir mal engorda.

Vamos a ver qué debes evitar en la cama para perder esos kilos de más.

1. No das la importancia a dormir que se merece.

Los estudios demuestran que aquellos que duermen poco o lo justo tienden a comer muchas más calorías, y no sólo porque están despiertos más tiempo, sino porque el no dormir afecta a las hormonas reguladoras del apetito. Si eres de los que trasnocha los fines de semana o simplemente te acuestas tarde y madrugas mucho, puedes estar provocando que tu cuerpo tenga más hambre de lo normal.



2. Tu sueño no es de calidad.

Incluso aunque duermas las horas recomendadas, si no haces más que levantarte de la cama o te mueves demasiado, puedes hacer que la grasa se acumule más en tu barriga, ya que es más probable que te sientas más estresado y ansioso durante el resto del día. Asegúrate de caer rendido en la cama creando un entorno más favorable en tu habitación, apagando todos los aparatos electrónicos 20 minutos antes de acostarte, y evitando el alcohol.

3. No puedes irte a dormir sin picar algo antes.

Si dormir mal engorda, si encima te comes una bola de helado o una chocolatina antes de acostarte, ni te cuento. Y es que ese hábito puede ayudarte a irte a la cama con el estómago lleno y sin sensación de hambre. Pues bien, este pequeño vicio puede añadir muchas calorías durante una semana. Aún así recuerda que tampoco es bueno acostarse con hambre, ya que será más probable que te levantes a media noche a picar algo o que al día siguiente tengas más hambre del que deberías.

4. En lugar de entrenar, apagas el despertador.

Si las mañanas son el único momento que tienes para ponerte en forma, no harás de tu entrenamiento un hábito si haces pereza cada día. Concéntrate en desconectar de la tele o del facebook la noche anterior para poder acostarte antes y así que no te cueste tanto madrugar.

 


[social-bio]

Consejos Fitness

Hola, me llamo Álvaro. Soy licenciado en Ciencias de la Actividad física y del deporte por la Universidad Europea de Madrid, y especialista internacional en nutrición deportiva. También soy el culpable de que exista este blog. Actualmente trabajo como entrenador personal a domicilio así como en varios gimnasios de la zona de Madrid. Trabajo con todo tipo de perfiles. Mis 10 años de experiencia me permiten trabajar en rehabilitación de lesiones, pérdida de peso, aumento de masa muscular, o entrenamiento específico de cualquier deporte. Soy entrenador del método hipopresivo y de pilates.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Dormir y descansar bien es fundamental para estar en forma. Si no descansas no tendrás fuerzas para afrontar el día de trabajo y el posterior entrenamiento. Yo lo noto muchísimo. Incluso despues de trabajar, echarte sólo media horita de siesta te ayudará para tener energía para el resto de la tarde. Mucha gente no le da la importancia al sueño. No dormir las horas necesarias o trasnochar mucho puede alterar tu bioritmo y hacer que engordes más de la cuenta. Buen post 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *