Cómo poner fin a los calambres musculares

calambres-musculares

Los calambres son espasmos involuntarios en músculos, estos pueden llegar a ser ligeros, dolorosos y dependientemente, graves incluso. Son muy comunes en los deportistas durante o posteriores a actividades de estrés muscular.

Suelen producirse en músculos específicos y se intensifican en función de nuestra de edad y que al ser frecuentes puede representar un síntoma de hipotiroidismos, diabetes o algo más. Al observar el área afectada, notaremos una protuberancia que indica la rigidez que se presenta en el músculo o múltiples músculos acompañado de un dolor, que puede postergarse por solo unos segundos, minutos o una cantidad de horas imprevistas.

Esta situación, puede darse por carencias nutricionales. Muchas veces nos centramos más en nuestra actividad y dejamos un poco descuidada nuestra alimentación y, la mayor razón en estos casos, es el bajo consumo de alimentos ricos en magnesio que debemos consumir diariamente. A continuación explicamos más a fondo el tema.

Espasmos musculares

Estos suelen tener una duración entre media y larga, posterior a los ejercicios que señala una pobre hidratación o pérdida de minerales imprescindibles.

Como ya hemos dicho, son contracciones musculares, estas en específico podrían ser capaces de afectar casi cualquier grupo muscular, con un dolor proporcionalmente basado en el lugar afectado.

¿Cómo ocurren los espasmos?

Entre los síntomas más generales se encuentran la deshidratación, que produce alteraciones electrolíticas, y además un exceso o inadecuada carga de trabajo del músculo. Tal combinación propicio a la aparición del espasmo, el cual tiende a ser puntual, produciendo dolor, pero a su vez, de corta duración. Para aliviar y calmar el dolor, puede bastar con aplicar un masaje sobre la zona.

¿Cómo tratar espasmos?

Tradicionalmente con relajantes musculares o terapia de ejercicios. Los primeros sedan al músculo contra el dolor, mientras que la segunda se encarga de estirar los músculos para hacerlos menos propensos a espasmos, desgarres o tensión.

Espasmos o Calambres musculares nocturnos

Los espasmos o calambres noctívagos que suelen ocurrir en las piernas, son contracciones repentinas que se generan al dormir, y se producen frecuentemente en las pantorrillas, aunque también pueden verse afectados el muslo o incluso el pie. De costumbre suceden justo cuando uno se queda dormido o se despierta.

Causas de los calambres musculares

Aunque en un principio comentamos que pueden ser ocasionados por enfermedades, la gran mayoría solo guardan relación con el ejercicio. Como información adicional:

  • los calambres del músculo esquelético pueden aparecer durante una competencia, inmediatamente después de la competición o de noche, en medio del descanso.
  • los calambres representan un reto científico, debido a que aún no se ha dado con una manera de prevenirlos o darles un trato que ofrezca una solución inmediata.

En las investigaciones más básicas se decidió que los calambres musculares estaban causados por trastornos en el equilibrio de líquidos y electrólitos, ligados con tasas elevadas de sudoración. Este puede ser el caso de algunos calambres generados por el ejercicio, estudios más recientes proponen que son el resultado de la actividad de las motoneuronas alfa, causada por un control aberrante a nivel medular.

¿Cómo se producen los calambres?

Las causas más frecuentes por las que ocurren los calambres durante la práctica deportiva corresponden a lo siguiente:

  • al realizar una actividad intensa, nuestro organismo comienza a transpirar para regular su temperatura. El sudor excreta agua y electrolitos, tal como sodio, potasio, magnesio, calcio y cloruro.
  • prorrogarlo, hará que se reduzcan más líquidos y minerales.
  • los electrolitos son esenciales para la transmisión del impulso eléctrico, de modo que el músculo recibe la orden de contraerse a nuestra voluntad, salvo en los casos en que perdemos una gran cantidad de agua y sales, en los cuales esos impulsos se alteran.

¿Cómo evitar los calambres?

Desde hace muchos años se mantiene una propuesta que siguen todas las personas que instruyen en deportes y cualquier tipo de actividad física, de tomar un tiempo de 30 a 60 minutos de calistenia, en los cuáles solo se utiliza el peso corporal y se trabaja por sobre todo los distintos músculos del cuerpo.

Estos ejercicios ayudarán a tu cuerpo a mantener una menor tensión a la hora de forzarlo a la actividad. También es importante tener conciencia de nuestros límites. Está muy bien creer que nuestros límites están en nuestra imaginación, pero plantearte sobrepasar un límite, debes prepararte para ello y saber identificar cuando estás listo para hacerlo, debemos ser inteligentes para saber cuándo compararnos y cuándo no, con quién entrenamos.

Antes de salir

Siempre toma un vaso de agua y cualquiera otro tipo de alimentos naturales y frescos, como frutas y verduras que puedan ayudarte a conservar más agua en tu organismo.

Calentamiento y estiramiento antes de hacer ejercicio

Aún si decides que la calistenia no es para ti por cualquier tipo de razón, es apropiado que empieces tus ejercicios con algo que no suponga un total desafío para ti o con lo que puedas sentirte completamente cómodo hasta sentir que tu cuerpo puede dar el 110%

Consejos para evitar sufrir calambres musculares

  • Realizar distintos estiramientos por un pequeño período.
  • No fuerces tu cuerpo hasta el dolor en un principio.
  • Mantén el ejercicio a lo que piensas que puedes ofrecer.
  • No te restrinjas de un todo, avanza progresivamente hasta llegar a lo que consideras ideal.
  • No te excedas, programa un tiempo para pasar en tus actividades, cualquier demasía podría aumentar la posibilidad de calambres y espasmos.
  • Acude a un médico si notas que estos ocurren muy seguido.
  • Evita esforzarte de más en las épocas más calurosas del año o trata de hacerlo en los picos en que el día no supone un calor excesivo.

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben

¡Suscríbete!

Suscríbete para recibir todas las novedades antes que nadie

Consejos Fitness

Hola, me llamo Álvaro. Soy licenciado en Ciencias de la Actividad física y del deporte por la Universidad Europea de Madrid, y especialista internacional en nutrición deportiva. También soy el culpable de que exista este blog. Actualmente trabajo como entrenador personal a domicilio así como en varios gimnasios de la zona de Madrid. Trabajo con todo tipo de perfiles. Mis 10 años de experiencia me permiten trabajar en rehabilitación de lesiones, pérdida de peso, aumento de masa muscular, o entrenamiento específico de cualquier deporte. Soy entrenador del método hipopresivo y de pilates.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *