Cómo hacer que te deje de doler la espalda

dolor-de-espalda

Antes de nada, tengo que explicar que, aunque lo escrito en este artículo suele funcionar, es cierto que cada caso es diferente y puede que no quite el dolor de espalda. Pero si por lo menos consigo que tu dolor de espalda vaya a mejor, me conformo.

El problema de los dolores de espalda vienen a raíz de unos malos hábitos postura, que generan ciertas contracturas y/o cargas musculares, que son las que provocan el dolor. Para corregir esto y adoptar una buena higiene postura orientada a mejorar los dolores de espalda me baso en tres pilares: trabajo abdominal, flexibilidad de las parte posterior de los muslos, y tonificación de los glúteos. 

Con estos tres conceptos bien entendidos y bien entrenados, daremos libertad a nuestra cadera, evitando que saquemos el famoso “culo de pollo” y se nos sobre cargue la zona lumbar.

Trabajo abdominal

Con un trabajo abdominal bien realizado, el abdomen se tonificará, lo que hará que las vísceras en nuestra cavidad abdominal estén colocadas en su sitio. Las personas con poco tono abdominal tienden a tener más barriga porque sus órganos caen hacia adelante. Y en este caso pasa como cuando una mujer se queda embarazada. Si la espalda se mantuviera en la posición normal, la mujer se caería hacia adelante debido al peso de la tripa. Lo que hace el cuerpo en esta ocasión, es adaptarse al nuevo “peso adelantado”, arqueando la espalda y sacando culo. Con unos buenos ejercicios de abdominales, estaremos forzando a nuestros órganos a que se queden donde deben y, por consiguiente, que nuestra espalda no tenga que adaptarse a nada.

Tonificación de los glúteos

Si conseguimos entrenar bien el abdomen pero no hacemos lo mismo con los glúteos, la espalda puede que se quede arqueada al no tener unos glúteos firmes que fijen la cadera. Por esa razón es importante también ejercicios para tonificar los glúteos para que la cadera se coloque en anteversión (lo contrario a sacar culo), y así quitar presión a la zona lumbar de la espalda.

Flexibilidad de los isquiotibiales

De nada sirve entrenar todos los días los abdominales, matarse a hacer sentadillas o el puente para trabajar los glúteos si tenemos unos músculos que tiran de la cadera, y la fuerzan a estar con el hacia afuera. Me explico, si no tenemos una parte de detrás de los muslos flexible, no vamos a dejar que la cadera se mueva de adelante hacia atrás libremente. Para ello, no basta con estirar intentado tocar los pies durante 15 segundos (todo depende de lo tronco que seas). Para ganar flexibilidad hay que entrenar la flexibilidad. Debes hacer varios ejercicios que estiren esa parte del cuerpo. Desde tocarte la punta de los pies con los pies juntos, ha hacerlo con las piernas abiertas, tocar sólo un pie, etc.

En resumen, con un buen trabajo abdominal, unos buenos ejercicios para tonificar los glúteos, y un buen trabajo de flexibilidad de los isquios, es más que probable que los dolores de espalda te vayan a mejor.

¡Suscríbete!

Suscríbete para recibir todas las novedades antes que nadie

Consejos Fitness

Hola, me llamo Álvaro. Soy licenciado en Ciencias de la Actividad física y del deporte por la Universidad Europea de Madrid, y especialista internacional en nutrición deportiva. También soy el culpable de que exista este blog. Actualmente trabajo como entrenador personal a domicilio así como en varios gimnasios de la zona de Madrid. Trabajo con todo tipo de perfiles. Mis 10 años de experiencia me permiten trabajar en rehabilitación de lesiones, pérdida de peso, aumento de masa muscular, o entrenamiento específico de cualquier deporte. Soy entrenador del método hipopresivo y de pilates.

También te podría gustar...

No hay respuestas

  1. Frank dice:

    Desde mi punto de vista el trabajo abdominal es de lo mejor para reduicir en gran medida los dolores de espalda. Tambien dejandonos colgados con los brazos totalmente estirados se permite estirar todos los musculos y descargar toitas las vertebras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *