Cómo evitar las tentaciones a la hora de entrenar en casa

entrenar en casa

Entrenar en casa tiene sus ventajas: nadie te molesta, hay menos riesgo de enfermedad por contagio, y no pierdes tiempo charlando con la gente. Pero desgraciadamente hay algunos factores que hacen que puedas distraerte de tu entrenamiento casero.

1. La cocina te llama:

¿Quién no prefiere tomarse un aperitivo en lugar de hacer unos cuantos fondos de brazos?

Para evitar caer en la tentación de ir a la nevera, intenta entrenar lo más lejos que puedas de la cocina. Si no hueles lo que hay para comer, el pan que acabas de comprar, etc. Estarás centrándote en lo más importante en ese momento: tu entrenamiento. Un buen truco es tomar una hora antes un snack de proteínas y así no sufrirás ese “ataque de hambre” que hace que quieras hacer un viajecito a la cocina.

2. Tengo un correo:

Tú lo llamas echar un ojo al correo, pero en realidad lo que haces es retrasar la hora de tu entrenamiento. Todo lo que haces que incluya la tecnología pasan de ser 5 minutos a 20 sin enterarte. Así que cuando has terminado, tu motivación y ganas de sudar han disminuido considerablemente. Tienes que hacer tu propia regla de oro, nada de tecnología hasta finalizar el entrenamiento (salvo que uses esa tecnología para ese mismo entrenamiento.

3. Esa mota de polvo…:

Siempre hay cosas que hacer en la casa y, fíjate que curioso, que cuando más ganas te dan de limpiar los platos, barrer o fregar, es justo cuando tienes que entrenar. La mejor manera para evitar esta “tentación”, es marcándote una hora concreta para entrenar en lugar de hacer ese ejercicio “en algún momento por la tarde”.

4. ¿Dónde he metido mis mancuernas?

Si no sabes dónde tienes tu material, difícilmente vas a poder entrenar. Para que no te pase esto ten siempre un punto en tu casa donde guardes todo el material para tu entrenamiento. Pero lo más importante, que sea accesible. No sirve de nada saber dónde guardas tus mancuernas si para cogerlas tienes que abrir el armario, sacar las fundas nórdicas, encontrar la caja donde las guardas y todo eso encima de una escalera porque las tienes guardadas/escondidas en la parte más alta del armario.

¡Suscríbete!

Suscríbete para recibir todas las novedades antes que nadie

Consejos Fitness

Hola, me llamo Álvaro. Soy licenciado en Ciencias de la Actividad física y del deporte por la Universidad Europea de Madrid, y especialista internacional en nutrición deportiva. También soy el culpable de que exista este blog. Actualmente trabajo como entrenador personal a domicilio así como en varios gimnasios de la zona de Madrid. Trabajo con todo tipo de perfiles. Mis 10 años de experiencia me permiten trabajar en rehabilitación de lesiones, pérdida de peso, aumento de masa muscular, o entrenamiento específico de cualquier deporte. Soy entrenador del método hipopresivo y de pilates.

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Jorge dice:

    Llevo 5 años años entrenando en el salón de mi casa y este post no puede estar más acertado. Al principio todo eran excusas para no entrenar, que si la tele, que si voy a picar algo para tener más energía, que si la ventana está sucia… Menos mal que el tiempo ha hecho que me centre en el entrenamiento y me deje de tonterías

  2. Ana33 dice:

    Siempre he pensado que entrenando en casa no se logran los mismo resultados que en un gimnasio. Llevo 3 meses entrenando en casa y saliendo a correr y he de confesar que sí funciona. Los 5 kilos que he perdido lo corroboran! Aprovecho para buscar gente por el sur de Madrid para salir a correr. anaguti@gmail.com
    Un abrazo para todos!

  1. 4 mayo, 2013

    […] Cómo evitar las tentaciones a la hora de entrenar en casa […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *