Cómo evitar el ataque de hambre

Es más que probable que  más de uno de nosotros haya sufrido esa sensación de hambre irremediable, con la cual sentimos que podemos comer todo lo que queramos sin sentirnos saciados, sumado a deseos incontrolables de comer algo ya.

Ésto es lo que hoy en día se conoce como ataques de hambre y será lo que debamos tratar de evitar para llevar una alimentación moderada y equilibrada.

Vamos a ver algunos consejos para evitar estos ataques de hambre:

  • Come cada 4 horas: al saltarte las  comidas y pasar mucho tiempo sin ingerir alimentos, las hormonas encargadas de la sensación de hambre se elevan progresivamente haciendo más intenso el deseo de comer, por ello, mejor comer cada 3-4 horas para mantener controladas a esas hormonas
  • Hidratos de carbono sí, pero de bajo índice glicémico: con ésto conseguiremos sentir que estamos llenos  por más tiempo, y dado que la glucosa en sangre se eleva poco a poco (debido al índice glicémico bajo), el cuerpo no se queda sin energía rápidamente ni libera una gran cantidad de insulina en poco tiempo. Así lograremos que no haya un bajón brusco de glucosa que posteriormente generara hambre.
  • Incluir proteínas en las comidas: una fuente de proteína es la clave para mantener al cuerpo saciado por más tiempo, ya que las proteínas retrasan el trabajo digestivo y nos mantienen saciados por más tiempo. Incluir huevos, leche, yogur, queso o carnes así como otras fuentes de proteínas es lo ideal para no llegar con mucho hambre a la próxima comida.
  • Beber abundante líquido previo a la ingesta: ésto puede calmar nuestras ganas de comer antes de que vaya a más y entremos en el ataque de hambre, por lo tanto, beber abundante líquido puede ayudarnos a convertir el “ataque” en una comida normal.
  • Pica entre horas, pero pica bien: si entre comidas principales puedes pasar más de 4 horas sin comer, lo ideal es incluir un tentempié saludable a media mañana o media tarde de manera de no dejar que las hormonas de hambre continúen subiendo hasta niveles que producen el famoso ataque de hambre. Puedes consumir un yogur con frutas, una barrita de cereales, una pieza de fruta, unas almendras u otro fruto seco, entre otros.
  • Registra las comidas: es importante comer siempre sentado, masticar bien y concentrarse en lo que estamos comiendo, de lo contrario, no se hará un registro mental de la comida y se llegará a la próxima hora como si no hubieras comido nada previamente, es decir, con un ataque de hambre.

Con estos consejospuedes llegar a tu hora de la comida con un nivel de hambre moderado, donde podrás controlar la velocidad, la cantidad y calidad de la ingesta, algo que el ataque de hambre no permite porque requiere de alimentos ya, sin importar de qué se trata ni de cuánto.

¡Suscríbete!

Suscríbete para recibir todas las novedades antes que nadie

Consejos Fitness

Hola, me llamo Álvaro. Soy licenciado en Ciencias de la Actividad física y del deporte por la Universidad Europea de Madrid, y especialista internacional en nutrición deportiva. También soy el culpable de que exista este blog. Actualmente trabajo como entrenador personal a domicilio así como en varios gimnasios de la zona de Madrid. Trabajo con todo tipo de perfiles. Mis 10 años de experiencia me permiten trabajar en rehabilitación de lesiones, pérdida de peso, aumento de masa muscular, o entrenamiento específico de cualquier deporte. Soy entrenador del método hipopresivo y de pilates.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *