¿Cómo combatir el ataque de hambre de dulce?

Mucha gente sufre ataques de hambre de dulce. La causa de estos ataques pueden ser varias, pero por lo general suelen ser desequilibrios hormonales entre la insulina y la serotonina, dieta poco saludable, desórdenes en la alimentación e incluso el síndrome premenstrual.

Para combatir la raíz de este problema lo primero que debes hacer es ir a un médico, ya que para estos ataques de hambre dependerá de un primer diagnosis. De todas formas vamos a ver las posibles soluciones básica que hay para acabar con estos ataques de hambre de dulce.

1. Aumenta tu ingesta de proteínas.

Muchas veces nuestro cuerpo nos pide dulce cuando en realidad lo que quiere es más proteínas. Esto en realidad va a depender de cada persona. Por eso si comerte un huevo o un filete no acaba con las ganas de azúcar, puedes seguir leyendo los siguientes pasos.

2. Evita las tentaciones.

Vete a la cocina y deshazte de las tartas, pasteles, galletas, helados, etc. Asimismo cuando vayas a hacer la compra intenta no comprar dulces.

Un buen hábito sería salir a dar un paseo en lugar de tomar un postre. Si, después de 10 minutos sigues queriendo azúcar, enjuágate con un antiséptico bucal y lávate los dientes. El sabor que te deja después no pega demasiado con el del dulce.

3. Consigue una distracción.

Puedes enfocar tu atención en otra cosa para poder olvidarte de las ganas de dulce. Ya sea ver la televisión, leer un libro, bailar tu canción favorita, tocar el piano o incluso echarte una siesta. Evita por cualquier medio sentarte a pensar en las ganas que tienes de algo dulce.



4. Cambia dulce por fruta.

El azúcar de la fruta se digiere de manera diferente al azúcar normal que encuentras en los caramelos o comidas procesadas. Esto es porque la fruta contiene un 50% de fructosa, que hace que sea más difícil de metabolizar. Además la fruta contiene fibra, vitaminas, minerales, enzimas, y buenos fitonutrientes que contrarrestan esa mala metabolización de la fructosa.

5. Evita los edulcorantes artificiales.

Los estudios sobre edulcorantes artificiales, como la sacarina o el aspartamo, no han demostrado que acaben con las ganas de azúcar y pueden presentar un aumento del riesgo de cáncer. Incluso tampoco se ha demostrado que limite la obesidad en personas que cambian el azúcar por estos edulcorantes.

6. Busca calidad y no cantidad.

Come una onza de chocolate negro 70% en lugar de una chocolatina. Come una bola de helado artesanal en lugar de 1 litro de helado. Al final a larga te sentirás más satisfecho/a y no querrás tanto azúcar.

7. Lee las etiquetas.

Te sorprenderá saber la cantidad de azúcar que en muchas de las comidas que compras. Conocer la cantidad de azúcar que contiene cada alimento te ayudará a evitar los alimentos altos en este componente y continuar por buen camino.

Si te ha gustado no te olvides de darle “me gusta”,darle una valoración,  compartirlo o hacerte seguidor del blog para recibir las noticias antes que nadie. Gracias a vuestra colaboración Fitness Asesores es posible.

[social-bio]

 

¡Suscríbete!

Suscríbete para recibir todas las novedades antes que nadie

Consejos Fitness

Hola, me llamo Álvaro. Soy licenciado en Ciencias de la Actividad física y del deporte por la Universidad Europea de Madrid, y especialista internacional en nutrición deportiva. También soy el culpable de que exista este blog. Actualmente trabajo como entrenador personal a domicilio así como en varios gimnasios de la zona de Madrid. Trabajo con todo tipo de perfiles. Mis 10 años de experiencia me permiten trabajar en rehabilitación de lesiones, pérdida de peso, aumento de masa muscular, o entrenamiento específico de cualquier deporte. Soy entrenador del método hipopresivo y de pilates.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 10 noviembre, 2013

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Mucha gente sufre ataques de hambre de dulce. La causa de estos ataques pueden ser varias, pero por lo general suelen ser desequilibrios hormonales entre la insulina y la serotonina, dieta poco saludable, desórdenes en la a…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *