8 alimentos indispensables en tu nevera

nevera saludable

Cuando llega la hora de empezar una alimentación equilibrada, la mayoría de la gente suspende cuando empiezan a tener hambre.

Un pensamiento racional puede irse al traste e ir a atacar la nevera para comer algo rápido y que te sacie pronto. Es más, seguramente acabes cogiendo algo que seguramente no tendría que haber estado en tu nevera.

Vamos a ver los alimentos indispensables que tiene que haber en tu nevera. Tener a mano verduras y comida fresca es la mejor manera para combatir el hambre y asegurarte de que vas a hacer la elección correcta cuando estás cansado, hambriento, y con pereza de cocinar algo.

1. Proteínas listas para llevar

Las proteínas deberían estar siempre en los primeros lugares de tu lista de la compra, y deberían estar siempre en la nevera. Y mejor aún si ya está todo cocinado y listo para llevar. Cocina este tipo de alimentos en porciones y guárdalas para cuando quieras picar algo. Y mejor aún si tienes gran variedad de alimentos con proteínas. el pollo en tiras es muy buena opción para poner sobre una ensalada, la ternera combina muy bien con una ensalada de col, quinoa y verdura fresca.

2. Ensaladas empaquetadas

Las verduras son importantes gracias su alto contenido en nutrientes, fibra, hierro, y varios antioxidantes. Junto a las proteínas, también deben ocupar gran espacio en tu nevera. Debes comprar las verduras frescas, orgánicas y prelavadas para que sea más fácil y rápido su preparación. Lo bueno es que cada vez hay más sitios donde puedes comprar ensaladas ya envasadas como espinacas, coles, o incluso una mezcla de varias lechugas, etc. Cualquiera que elijas te servirá para hacer una buena base para tu ensalada a la que podrás añadir lo que más te guste.

3. Bayas frescas

No importa qué tipo de bayas escojas, todas tienen algo en común: alto contenido en fibra y en antioxidantes. Además, de todas las frutas, las bayas se encuentran a la cabeza de todas las frutas ricas en antioxidantes.

También son ricas en los flavonoides quercitina y antocianidina, además de la vitamina C y betacarotenos. Las bayas las puedes añadir a yogures, smoothies, ensaladas, o a tus tortitas en el desayuno. Y por si no te pareciera suficiente, las bayas poseen un bajo índice glucémico. Media taza de bayas contiene nada más 31 calorías, 7g de hidratos de carbono, 4 g de fibra y sólo 3.5g de azúcar.

4. Clara de huevo

Ten a mano un cartón de clara de huevo en lugar de tener que separarlas manualmente. No se tarda nada en hacer una tortilla y además se puede añadir a muchísimas recetas, incluso de repostería ;-). Hay incluso quien prefiere usar la clara del huevo en sus batidos cuando se les está acabando su suplementación de proteína. Una taza de clara de huevos contiene 26g de proteínas, sin grasas ni hidratos de carbono.

5. Mezcla de aceites vegetales

Aunque hay miles y miles de salsas para ensaladas, tener en la nevera una mezcla de aceites lista para usar, es un gran truco para aderezar tus ensaladas en un momento. Esta combinación de aceites muy ricos en ácidos grasos Omega 3-6-9. Las grasas buenas son muy importantes en la dieta para equilibrar tus niveles hormonales, y para mantener el músculo y hacer que tu cuerpo se acostumbre a usar las grasas como combustible.

6. A la juliana sabe mejor

Muchos de nosotros tenemos ataques de hambre independientemente de lo saludable que comamos. La mejor manera de combatir estos ataques de hambre es tener siempre a mano verdura fresca cortada en tiras. Son muy bajas en calorías, muy ricas en fibra y varios nutrientes muy importantes. Ya sean para picar o para usar como guarnición, ten siempre en la nevera tiras de pepino, pimientos, tomates o zanahorias.

7. Yogur griego desgrasado

Seguramente hayas oído que el alimento estrella en tu nevera debería ser el requesón. Pero el yogur griego desgrasado está arrebatando esta posición al requesón. Este yogur es muy rico en proteínas y muy bajo en azúcar. Lo puedes añadir a batidos, comértelo tal cual, o mezclarlo con bayas y una cucharada de crema de cacahuete.

8. Leche de almendra

Lógicamente hecha de almendras, una taza de leche de almendras es muy baja en calorías pero muy rica en calcio, vitamina E y hierro. Si no te gusta la leche o eres intolerante prueba la leche de almendras en tu café, batidos y recetas en general. La leche de almendras es muy rica en nutrientes y la puedes elegir en chocolate o en vainilla.

¡Suscríbete!

Suscríbete para recibir todas las novedades antes que nadie

Consejos Fitness

Hola, me llamo Álvaro. Soy licenciado en Ciencias de la Actividad física y del deporte por la Universidad Europea de Madrid, y especialista internacional en nutrición deportiva. También soy el culpable de que exista este blog. Actualmente trabajo como entrenador personal a domicilio así como en varios gimnasios de la zona de Madrid. Trabajo con todo tipo de perfiles. Mis 10 años de experiencia me permiten trabajar en rehabilitación de lesiones, pérdida de peso, aumento de masa muscular, o entrenamiento específico de cualquier deporte. Soy entrenador del método hipopresivo y de pilates.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *