5 razones por las que no pierdes peso

Todo empezó en enero de 2014. Tu propósito de años nuevo fue (y esta vez sí) perder algunos kilos. Te metes en un plan de entrenamiento y ejercicio y aquí estamos, a dos meses del nuevo año. Algunos de los que habéis seguido una rutina de ejercicios tal vez notéis que no ha habido gran progreso. Si estás en ese grupo puede ser frustrante y tal vez pienses: ¿Qué pasa con todo lo que he sudado si no hay resultados?

Antes de darte por vencid@ considera estas cinco razones por las que no pierdes peso, y mira si hay algo que haya estado haciendo mal. Con algunos pequeños cambios en tu alimentación o en tu entrenamiento todavía estás a tiempo de dar la vuelta al a tortilla y lograr tus objetivos.

1. Falta de consistencia.

Si no has sido regular en la alimentación y entrenamiento tal vez sea el motivo por el que no ves resultados. Me encanta la frase de Robert Collier: “El éxito es la suma de pequeños esfuerzos repetidos cada día”

Así que ya sabes que no sirve de mucho entrenar el último mes como si no hubiera un mañana. Es mejor sacara aunque sea unos minutos cada día, lo notarás.

[Tweet “El éxito es la suma de pequeños esfuerzos repetidos cada día”]

2. No has sido tan estricto como pensabas.

Seguramente hayas seguido tu plan casi al dedillo pero haciendo un poco de esto y otro poco de aquello. Recuerda que todo suma. Empiezas el día con una taza de café y una cucharadita de crema. Eso son unas 50 calorías aproximadamente y 5 gramos de grasa. A media mañana te tomas unas almendras ya que las tienes en tu plan. Pero en lugar de medir la cantidad, coges la cantidad que más o menos puede valer. Bien, pues esto puede añadir hasta 150 calorías más y ¡más de 10 gramos de grasa!

Todos estos pequeños detalles afectan a tu plan ya que puedes añadir hasta 500 calorías y 35 gramos de grasa al día. Pero claro, esto ya es si hilamos fino. Yo no soy muy partidario de ir con la báscula a todos los sitios y pesar cada cosa que como pero……. cada uno es cada uno y todo depende de lo concienciad@ que estés con tus objetivos.



3. Tu entrenamiento siempre es igual

Puede que pienses que eres más listo que tu cuerpo pero lo cierto es que es tu cuerpo es que va por delante de ti. Se acostumbra a cualquier cosa que sea siempre igual, y se acostumbra rápido…

Debes cambiar tus entrenamientos constantemente para no dar tiempo a tu cuerpo a acostumbrarse y así forzarle a que mejore cada vez más. Y me refiero a TODO el entrenamiento: desde los ejercicios, hasta el número de repeticiones, series, etc.

Ponte una semana de entrenamiento de series de 12-15 repeticiones para la semana siguiente centrarte más en fuerza y hacer series de 6-10, por ejemplo.

Es más, te aconsejo incluso cambiar de aires. Sal a entrenar a la montaña, al parque, conoce gente nueva en grupos de corredores.

En resumen, haz que tu cuerpo no sepa lo que le espera.

4. Te centras demasiado en los números.

Ya he dicho otras veces lo importante que es llevar un registro de lo que vamos haciendo. numerosPero por otro lado también puedes descansar algún día que otro. Centrarte demasiado en los números puede ser una obsesión y puede llegar a frustrarte de verdad. Recuerda que el estrés dispara la producción de cortisol, la cual provoca (eso se ha demostrado en varios estudios) una mayor acumulación de grasa en la zona abdominal.

Si crees que vas por ese camino obsesivo aparca tu diario y guíate por cómo te queda la ropa, por como te cuesta cada vez menos subir las escaleras, etc.

5. Demasiado cardio y pocos hierros.

Y este vuelve a ser un error demasiado común en quienes quieren bajar de peso. Levantar pesas no implica ponerse como Conan (y menos si eres chica). Un correcto trabajo de musculación moldea tu cuerpo y le da fuerza para rendir más y mejor en las sesiones de cardio.

Además acelera tu metabolismo haciendo que quemes más calorías a diario.

No te pases con el cardio, que puede incluso consumir tu musculatura haciéndote delegad@ pero, ¿ese eso lo que quieres? Si tu objetivo es simplemente estar delgad@ entonces no digo más, pero supongo que además de tener poca grasa querrás tener un cuerpo moldeado y bonito ¿me equivoco?

Así que amigos ya sabéis, todo depende de las ganas que tengáis de lograr vuestro objetivo. Pero sobre todo recuerda: EL ENTRENAMIENTO ES SALUD Y DEBE SER DIVERTIDO.


[social-bio]

Consejos Fitness

Hola, me llamo Álvaro. Soy licenciado en Ciencias de la Actividad física y del deporte por la Universidad Europea de Madrid, y especialista internacional en nutrición deportiva. También soy el culpable de que exista este blog. Actualmente trabajo como entrenador personal a domicilio así como en varios gimnasios de la zona de Madrid. Trabajo con todo tipo de perfiles. Mis 10 años de experiencia me permiten trabajar en rehabilitación de lesiones, pérdida de peso, aumento de masa muscular, o entrenamiento específico de cualquier deporte. Soy entrenador del método hipopresivo y de pilates.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 29 noviembre, 2014

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Todo empezó en enero de 2014. Tu propósito de años nuevo fue (y esta vez sí) perder algunos kilos. Te metes en un plan de entrenamiento y ejercicio y aquí estamos, a dos meses del nuevo año. Algunos de los que habéis s…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *