5 hábitos que debes dejar antes de los 30

buenos hábitos a los 30 años

Cuando eres un/a jovencito/a en buena forma física, llegar a los 30 puede parecerte lejos. Te encuentras bien, te gusta tu cuerpo (a quien más y a quien menos), y puedes comer prácticamente de todo, que lo quemas a los pocos segundos.

Pero una vez que llegas a los 30, todos esos “vicios” que antes no los considerabas como tales, puede afectar a tu vida y cada vez de manera más importante. Es el momento de hacer algunos cambios ahora para mantener tus músculos a tono, tu corazón en buen estado. En resumen, cambia ahora, que luego puede ser demasiado tarde.

Veamos qué hacías antes que es mejor que lo reconsideres si rondas ya los 30:

Entrenar demasiado duro

Echarte una pachanga los fines de semana está muy bien, siempre que no te estés pasando el resto de los días. A medida que envejecemos, si no hacemos nada para remediarlo, comenzamos a alejarnos de la magnífica forma en la que nos encontramos tiempo atrás. Entonces es cuando nos entra la neura y queremos recuperar el tiempo perdido machacándonos sin piedad. Pues ojo, si nos pasamos de intensidad podemos poner en riesgo nuestra la salud y la de nuestro corazón. La mayoría de la gente no sabe con exactitud su estado de forma física y se ponen a entrenar o por debajo de sus posibilidades o muy por encima.

Cámbialo: Si no sabes muy bien tu estado de forma puedes realizar un test de fitness para hallar tus zonas óptimas de entrenamiento. Ese es el mejor comienzo para que los 30 no los notes ni de cerca.



Mirar el facebook de tu ex

Cotillear la página de Facebook de tu ex no te va a ayudar a pasar página más rápido. De hecho sólo te va a poner más triste y va a hacer que tengas menos ganas de ponerte a entrenar. Un estudio de la Universidad de Brunel descubrió que cuanto más tiempo pasaran los participantes mirando la página de su ex, más se preocupaban de su ruptura, y más fantaseaban con volver con su expareja. Haciendo que soñaran más y se movieran menos.

Cámbialo: Por un tiempo corta por completo con tu ex. Bloquea su perfil y, cada vez que sientas nostalgia sepárate del ordenador o móvil y haz algo que te distraiga como salir con tus amigos.

Las comidas muy ricas en grasa

Meterte entre pecho y espalda unas alitas rebozadas acompañadas de una pizza pepperoni con extra de salsa está bien si lo haces muy de vez en cuando. Pero hacerlo de manera regular  puede causar efecto en tu salud si ya has dejado atrás los 20.

Un dato curioso es que cuando comes una comida “poco saludable”, después de 20 minutos tus arterias se hacen más estrechas y pierdes un 20% del riego sanguíneo. Esta falta de riego puede durar entre 6 y 8 horas y es la razón por la que te encuentras cansado y con sueño después de una comilona de ese calibre. Durante ese periodo hay más riesgo que tener un ataque al corazón o un infarto.

Cámbialo: Tampoco pienses que por comer una hamburguesa te vas a quedar tieso. Simplemente puedes tener un plan para cuando salgas a comer fuera. Puedes pedir el pollo a la brasa de turno con una ensalada. Es decir, pide una ración de verdura y evita el pan.

Saltarte el desayuno por estar demasiado ocupado

Sigue habiendo demasiada gente que no desayuna. Lo curioso es que esa mala costumbre aumenta el riesgo de caer enfermo. Si te saltas el desayuno tu metabolismo seguirá más lento, afectará a tu sistema inmunitario, y serás más propenso de padecer infecciones.

Cámbialo: Una tortilla de verduras, un batido de proteínas, unas tostadas con aceite y tomate, etc. Cualquier opción es mejor que nada. Si no te entra enseña a tu cuerpo a que lo acepte. Toma durante una semana una galleta, luego dos, y así hasta que tu cuerpo haga espacio a un buen desayuno.

Fumar un par de cigarros en una fiesta

Ya sabes que fumarte un paquete al día puede matarte, pero fumarte un par de ello el fin de semana con tus amigos también hace que tus arterias se constriñan y aumenta el riesgo de infarto. Se tardan 7 días en limpiar las toxinas del tabaco. Tiempo durante el que se aumenta un 20% el riesgo de ataque de corazón.

Además el tabaco no sólo afecta a tu corazón. Cuando el abastecimiento de sangre a los órganos es bloqueado puede provocar disfunción eréctil.

Cámbialo: Basta con saber decir NO cuando un compañero te ofrece un cigarro el fin de semana. Y no, tampoco haces bien si lo sustituyes por un chicle de nicotina.


[social-bio]

Consejos Fitness

Hola, me llamo Álvaro. Soy licenciado en Ciencias de la Actividad física y del deporte por la Universidad Europea de Madrid, y especialista internacional en nutrición deportiva. También soy el culpable de que exista este blog. Actualmente trabajo como entrenador personal a domicilio así como en varios gimnasios de la zona de Madrid. Trabajo con todo tipo de perfiles. Mis 10 años de experiencia me permiten trabajar en rehabilitación de lesiones, pérdida de peso, aumento de masa muscular, o entrenamiento específico de cualquier deporte. Soy entrenador del método hipopresivo y de pilates.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *