3 cosas que no sabías sobre la grasa

obesidad

1. La grasas vienen en diferentes colores

Exactamente hay grasas de 3 colores diferentes: blanca, marrón y beige. La grasa blanca es la que conocemos como la grasa inservible (sí, justo de la que nos queremos deshacer). La razón es porque tiene un ratio metabólico muy bajo y no ayuda a quemar calorías como si de un músculo se tratase. Lamentablemente es la grasa que mas predomina en el cuerpo humano.

La grasa marrón tiene ese color más oscuro debido a su alto contenido en sangre y puede quemar más calorías en lugar de almacenarlas. No sé el alcance que este blog tiene pero si eres una rata u otro roedor, puedes usar esa grasa marrón para quemar calorías, generar calor y mantenerte caliente en invierno.

Volviendo con los humanos, la grasa beige, se encuentra en el medio de las anteriores en cuanto a quema de calorías, lo que es muy interesante para algunos investigadores, que están tratando de transformar este tipo de grasa en grasa más activa a través de la dieta y el ejercicio.

De momento hay ciertas evidencias de algunas hormonas que se activan con el ejercicio pueden convertir grasa blanca en grasa beige. Además algunos alimentos como el licor de raíz, las guindillas o un tipo de algas marrones tiene la misma habilidad.

2. La grasa de tu trasero es más saludable que la de tu barriga

Me atrevo a decir que a ninguna mujer u hombre le gusta tener grasa en una zona localizada, aunque la verdad es que es más saludable tener forma de pera que de manzana. Y es que la grasa de la barriga, también conocida como grasa visceral, es más propensa a sobreestimular a la hormona del estrés (cortisol) en comparación con la grasa del trasero. La grasa visceral es más inflamatoria pudiendo llegar a crear tumores debido a s capacidad de crear químicos que provocan esa inflamación. Esos químicos van al cerebro y te hacen sentir hambriento y cansado. Es decir que comes más y te mueves menos. La buena noticia es que todo lo que haga reducir esa inflamación, ayuda a reducir esos signos de hambre y cansancio. Lo más recomendable son los ácidos grasos Omega 3 y los probióticos.

3. Primero quemas calorías, luego quemas grasa

El trabajo “quema-grasas” es muy famoso y se oye por todos los gimnasio. Lo que hay que tener en cuenta es que lo que primero se queman son las calorías que provienen de las reservas de carbohidratos y después de los depósitos de grasa. Por lo tanto, aunque camines a un ritmo rápido, no debes pensar que desde el minuto uno ya estás quemando grasa.

¡Suscríbete!

Suscríbete para recibir todas las novedades antes que nadie

Consejos Fitness

Hola, me llamo Álvaro. Soy licenciado en Ciencias de la Actividad física y del deporte por la Universidad Europea de Madrid, y especialista internacional en nutrición deportiva. También soy el culpable de que exista este blog. Actualmente trabajo como entrenador personal a domicilio así como en varios gimnasios de la zona de Madrid. Trabajo con todo tipo de perfiles. Mis 10 años de experiencia me permiten trabajar en rehabilitación de lesiones, pérdida de peso, aumento de masa muscular, o entrenamiento específico de cualquier deporte. Soy entrenador del método hipopresivo y de pilates.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *